Aprenden saberes relacionados con la comunicación verbal, la lectura y la escritura. Desarrollan habilidades para comprender, analizar y producir diferentes textos. Valoran la literatura como una manifestación artística. Utilizan la lengua en diferentes contextos de comunicación tanto en un registro oral como escrito.
Ponen en práctica actitudes tales como aprendizaje en equipo que se traduce en una adecuada interacción con sus compañeras.
Las actividades apuntan a desarrollar valores como el respeto por el otro, la no discriminación y la integración social.